Fiscal.es

Inicio
Buscador

Secciones principales

29 mayo 2019

“El Consejo Fiscal” telón de fondo del acto homenaje a Ana Tárrago, Fiscal Superior de Andalucía

 

 

La Fiscal General se ha desplazado a Granada para acudir al acto homenaje a la Fiscal Superior de Andalucía, Ana Tárrago, con motivo de la concesión, el pasado mes de marzo, de la Cruz de Honor de San Raimundo por el esfuerzo desarrollado durante cuatro años en el Consejo Fiscal.

“Un acto de reconocimiento público de gran satisfacción personal” señaló la Fiscal General pues “nuestras trayectorias son paralelas en el trabajo en común, como jefes de dos Fiscalías provinciales o ahora, desde nuestras respectivas responsabilidades”, añadió.

En este acto María José Segarra ha señalado la importancia del papel del Consejo Fiscal para mejorar las condiciones en que los fiscales desarrollan su carrera profesional. “Junto al cauce asociativo” señaló, “emerge la extraordinaria relevancia del Consejo Fiscal como órgano llamado a trasladar el sentir de la Carrera a la Fiscalía General, convirtiéndose en indispensable elemento de contrapeso”.

Tras felicitar a la homenajeada y al equipo que formó el precedente Consejo Fiscal, la Fiscal ha pasado a hacer una reflexión sobre el sentido que debemos darle a este órgano colegiado del Ministerio Fiscal, que, según ha señalado “en el futuro está llamado a tener una mayor institucionalidad” para “garantizar a sus integrantes un estatuto que sustituya al voluntarismo y el esfuerzo personal como base del trabajo”-

Proyecto de Reglamento

En esta línea, la Fiscal General ha anticipado el nuevo proyecto de Reglamento para la carrera fiscal donde—al objeto de buscar fórmulas de refuerzo para las fiscalías territoriales afectadas por la carga de trabajo—, solicitará al Ministerio de Justicia, “que recoja un permiso por cada Consejo Fiscal, de 10 días que permita la preparación del trabajo del orden del día del mismo, así como el indispensable trabajo en las comisiones formadas en su seno”.

A ello Segarra ha sumado la modificación de las funciones del Consejo Fiscal que deberá ser “directamente proporcional al incremento de autonomía del Ministerio Fiscal, a través de un nuevo Estatuto Orgánico que le confiera la autonomía presupuestaria y administrativa que facilite su autorregulación”.

La Fiscal ha aclarado que con ello se visibiliza “que el principio de dependencia jerárquica se agota dentro del Ministerio Fiscal. Esa es la gran aspiración de nuestra Carrera, por la que seguimos trabajando”.

La etapa de Ana Tárrago y la importancia del Consejo Fiscal

Entre 2014 y 2018, se desarrolló la etapa de Ana Tárrago como consejera, fue una etapa que tuvo su culmen en las reformas penales y procesales de 2015, pero que abarcó otras esferas, como la internacional, “con la incorporación a nuestro sistema de las órdenes europeas de investigación o la protección de datos”.

Se trabajó con cuatro Fiscales Generales y se lideró la posición institucional en proyectos clave como la derogación del artículo 324 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, en la que se continúa trabajando, el seguimiento del proyecto de Justicia Digital, “en línea de lo que se está trabajando en este momento en diálogo con el Ministerio de Justicia”, al que se suma la preocupación por las transcripciones de las pruebas personales en la fase de instrucción.

Esta etapa cuenta además con un importante hito, en diciembre de 2015 se aprobó el Plan de Igualdad de la carrera fiscal orientado a promover las condiciones para la efectiva igualdad en la carrera fiscal, removiendo los obstáculos que nos llevan hoy, cuando el 64% de sus componentes somos mujeres, a tener menos de un 20% de los cargos de máxima responsabilidad.

La elaboración del primer Plan de Acción en este año aborda políticas y objetivos concretos para revertir esta situación, siendo su meta el efectivo reequilibrio de la carrera, es sin duda, y “como por otra parte debe ser en los trabajos institucionales, continuidad del vuestro”, ha concluido.

Contenido complementario